Notas de Productos

Refractómetro Óptico – Flexim® R721

Refractómetro Óptico – Flexim® R721
COMPARTIR EN REDES
El nuevo analizador PIOX® R721 de FLEXIM utiliza el principio de refractometría óptica para la determinación de concentración en una gran variedad de fluidos, como ácido sulfúrico, ácido clorhídrico, soda caústica, bromuro de litio, salmuera, urea, azúzar, etc. Puede utilizar sensores diseñados para aplicaciones sanitarias, con conexión tri-clamp, y para líquidos altamente corrosivos (construidos en PTFE).  

La refractometría consiste en la medición del índice de refracción de la luz en un medio y ha sido utilizada durante muchos años en equipamiento de laboratorio. Los refractómetros se utilizan para determinar la concentración o la densidad de fluidos en muchas industrias, como químicas, de alimentos y bebidas, petroquímicas, refinerías, etc. Este mismo principio de medición fue trasladado luego a equipamiento de proceso y dispositivos de campo, para mejorar la fabricación y el control de calidad de los productos.  Pasar de los equipos de laboratorio a equipos de campo involucra tener en cuenta en el diseño la robustez de la solución, los materiales utilizados, la versatilidad del dispositivo, etc.

Sensores PIOX® R500

El sensor PIOX® R500 usa el principio de transmisión de luz, en el que la medición no se toma en el delgado límite entre el prisma y el medio (como los refractómetros de ángulo crítico), sino que se utiliza todo el flujo de luz.  Este método garantiza mayor exactitud y resolución, y es mucho menos sensible que los refractómetros de ángulo crítico al depósito de producto que puede aparecer sobre el prisma en muchas aplicaciones.

Diagrama interno:

Sensor R500:

Además de ser el único refractómetro en el mercado que usa este principio de funcionamiento de transmisión de luz, el PIOX® también tiene otra característica exclusiva.  El sistema utiliza dos haces de luz, gracias al empleo de un prisma que separa el haz monocromático en dos haces opuestos, lo que garantiza una medición sin corrimientos incluso cuando quede depósito de producto sobre el prisma.

El sensor incluye su propio procesador, que es el encargado de analizar la imagen generada sobre el detector con tecnología CMOS, y envía los resultados de las mediciones a la unidad electrónica principal usando un bus de comunicaciones de alta velocidad. La electrónica del sensor también monitorea su temperatura y humedad, para alertar de cualquier condición anormal.

Cuando aparece sobre el prisma un depósito de producto, la unidad electrónica automáticamente aumenta la intensidad de la luz transmitida, haciendo en general innecesario el uso de sistemas de limpieza habituales con otros refractómetros del mercado.

>> Variantes disponibles:

FLEXIM ha diseñado sensores aptos para todo tipo de proceso, que están preparados para el montaje en cañerías y en tanques. 

Todos los sensores están equipados con sistemas ópticos de alta calidad construidos con zafiro, e incluyen la medición de temperatura del fluido con una RTD Pt1000 de alta velocidad de respuesta para poder realizar las compensaciones que sean necesarias.

Las conexiones mecánicas pueden responder a normas DIN, ANSI, Varivent, Tri-Clamp, etc. Para aplicaciones en industrias químicas, con productos corrosivos, hay disponible una variante de sensor construida completamente en PTFE reforzado con carbono, y sellos de Kalrez.

En casos en que la medición deba hacerse dentro de un área clasificada, los sensores pueden contar con certificación ATEX/IEC para atmósferas explosivas con seguridad intrínseca. 

Unidad Electrónica PIOX® R721

La plataforma electrónica de este nuevo refractómetro es similar a la conocida en la línea de caudalímetros ultrasónicos FLUXUS® x721, construida alrededor de un procesador ARM de 32 bits de alta velocidad, gran capacidad de memoria y preparado para la Industria 4.0 con muchas opciones de conectividad.

>> Programación:

La puesta en marcha puede llevarse a cabo a través del teclado y el display gráfico, con menúes disponibles en varios idiomas, o en forma remota a través del puerto Ethernet incorporado como estándar.  Un puerto USB permite la conexión de la electrónica a una computadora desde la cual también se puede configurar el equipo, incluso sin estar conectado a la alimentación principal, dado que tomará la energía del mismo puerto.  De esta manera, en caso de que el usuario deba poner en marcha varios equipos similares, es muy simple crear una configuración “off-line” y luego descargarla en segundos en cada equipo antes de instalarlos definitivamente en la planta.

>> Almacenamiento de datos:

La electrónica tiene una capacidad de almacenamiento interno de más de 800.000 valores, e incluye funciones especiales con definición de “escenarios” o condiciones que pueden ser utilizadas para modificar la frecuencia de almacenamiento.  Por ejemplo, se puede programar el analizador para que guarde valores cada 5 minutos, pero en caso de que se cumpla alguna condición particular configurable (alto o baja concentración, alta temperatura, baja calidad de señal, etc.), modifique la frecuencia de almacenamiento para tener más valores registrados durante esa situación.

>> Diagnóstico y Mantenimiento:

El analizador ofrece permanentemente variada información de diagnóstico sobre su funcionamiento y las condiciones del proceso.  Al conectarse con una computadora es posible generar reportes de mantenimiento en forma automática (exportables a Excel).

>> Comunicación e Integración con sistemas de control

Es compatible con todos los protocolos de comunicación más difundidos: HART, Modbus (RTU y TCP), Foundation Fieldbus, Profibus PA y BACnet.  Esta característica única facilita su integración en los más diversos sistemas de control y plataformas de comunicación disponibles en el mercado.

>> Parámetros de performance

La exactitud que ofrece el sistema PIOX® R500 es de 0,0002nD, equivalente a 0,1°Brix.

La repetibilidad garantizada es de 0,01°Brix.

 

Aplicaciones

FLEXIM incorpora en el PIOX® R las curvas de índice de refracción para más de 50 fluidos diferentes, lo que permite que el usuario lo instale en procesos donde necesite medir concentración de: ácido sulfúrico, oleum, urea, ácido nítrico, ácido clorhídrico, azúcar, metanol, salmuera, nitrato de amonio, soda cáustica, amoníaco, trietilenglicol, etc.

Entre las aplicaciones más habituales para el nuevo PIOX® R721 / R500, podemos mencionar:

  • Industria Alimenticia
    • Medición de azúcares y endulzantes
    • Medición de °Plato o Wort en la cerveza
    • Medición de pectinas
  • Industria Química
    • Ácidos orgánicos e inorgánicos
    • Concentración de sales disueltas
    • Solventes
    • Úrea
  • Industria de Petróleo y Gas
    • Medición de MEA, DEA y MDEA para la absorción de gas ácido
    • Control de calidad de aceites lubricantes
    • Medición de aromáticos y solventes