Noticia

Medición de caudales extremadamente bajos - FLUXUS® F721XLF

Medición de caudales extremadamente bajos - FLUXUS® F721XLF
El caudalímetro ultrsónico FLUXUS® F721 XLF de FLEXIM ha sido desarrollado para permitir la medición de caudales extremádamente bajos, utilizando transductores que se instalan por fuera de la cañería, y son por lo tanto libres de mantenimiento.

La medición de líquidos a muy baja velocidad en una cañería es una tarea compleja, y todas las alternativas disponibles hasta el momento están basadas en caudalímetros invasivos. Estos pueden tener problemas con fluidos corrosivos o abrasivos, y además deben seleccionarse cuidadosamente para aplicaciones de muy alta presión, como es habitual en la inyección de químicos.
El FLUXUS® F721 XLF se basa en la medición por ultrasonido por el principio de tiempo de tránsito, con transductores tipo “clamp-on”, y por lo tanto puede aplicarse independientemente de la presión del fluido. 

» Medición de altísima sensibilidad
Para lograr una buena exactitud en la medición a tan bajas velocidades es necesario utilizar componentes de altísima calidad y estabilidad, porque en tuberías pequeñas y con caudales muy bajos, los tiempos de tránsito de las señales que se inyectan en el líquido son muy cortos y prácticamente iguales.
FLEXIM utiliza una unidad electrónica con un procesador digital de señales (DSP) dedicado, que se calibra junto con los transductores ultrasónicos para lograr una exactitud de hasta ±1% del caudal ±0,0006 m/s. 
Esto significa, por ejemplo, que en una tubería de 10 mm de diámetro, el FLUXUS® F721 XLF ofrecerá una exactitud de ±2% del valor indicado para caudales superiores a unos 25 l/h (equivalente a una velocidad de tan solo 0,02 m/s).

» Instalación
FLEXIM ha desarrollado soportes de montaje especiales, que permiten instalar los transductores en tuberías de 10 mm hasta 50 mm de diámetro como máximo. Como el caudalímetro se instala sobre las tuberías existentes, los costos de instalación son muy bajos ya que no hace falta cortar la cañería, realizar soldaduras, colocar bridas y juntas, etc.  


» Libre de mantenimiento
Los transductores ultrasónicos se fijan sobre la pared externa de la cañería y no entran en contacto con el proceso.  En consecuencia, no sufren desgaste o erosión a lo largo del tiempo y no requieren limpieza ni mantenimiento.  Por otro lado, FLEXIM implementa láminas de acoplamiento de señal que reemplazan al gel o la grasa que utilizan otros fabricantes.


Aplicaciones
Entre las aplicaciones más habituales para este nuevo modelo de caudalímetro ultrasónico, podemos encontrar:
»    Inyección de inhibidores de corrosión en pozos de petróleo y gas.
»    Inyección de TEG y MEG en plantas de tratamiento de gas y plataformas off-shore.
»    Dosificación de químicos para tratamiento de agua y efluentes.
»    Sistemas de aplicación de pinturas o lacas en la industria automotriz.
»    Industrias químicas y de semi-conductores.