Cargando...



Simulator
Noticia

Medición de Oxígeno en Hospitales con Caudalímetros Externos

Medición de Oxígeno en Hospitales con Caudalímetros Externos
FLEXIM ofrece una solución no-intrusiva para medir caudales de oxígeno en centros de salud afectados por el COVID-19, y reportar los consumos en tiempo real para garantizar una logística y un tiempo de respuesta apropiados.

Medición en redes de distribución de oxígeno

Sin lugar a duda, la mejor tecnología para medir en estas aplicaciones es la de los caudalímetros ultrasónicos externos Fluxus® G721 de FLEXIM, ya que utiliza transductores que se colocan por fuera de la tubería, sin ningún contacto con el fluido. No hay ninguna tecnología de medición más limpia y confiable.

» Muy bajos costos de instalación

Como el caudalímetro se instala sobre las tuberías existentes, los costos de instalación son muy bajos ya que no hace falta cortar la cañería, realizar soldaduras, colocar bridas y juntas, etc.  Además, la instalación requiere muy poco espacio, incluso menos que un medidor intrusivo convencional.

» Sin interrupción del servicio – 100% seguro

Al hacer la instalación en forma externa, y dado que no se interviene la cañería, el suministro de oxígeno está completamente garantizado. 

Por lo tanto, la implementación de estas mediciones de caudal en la red de distribución no afectará el suministro para los diferentes sectores (unidad de terapia intensiva y terapia intermedia, quirófanos, neonatología, etc.) y puede hacerse en cualquier momento. 

Como los caudalímetros FLEXIM son calibrados en fábrica, tampoco requieren un ajuste de cero luego de realizar la instalación, como es habitual en caudalímetros similares de otras marcas.

» Libre de mantenimiento

Los transductores ultrasónicos se fijan sobre la pared externa de la cañería y no entran en contacto con el proceso.  En consecuencia, no sufren desgaste o erosión a lo largo del tiempo y no requieren limpieza ni mantenimiento.  Por otro lado, FLEXIM implementa láminas de acoplamiento de señal que reemplazan al gel o la grasa que utilizan otros fabricantes.  Esto hace innecesaria la intervención en los transductores y permite por ejemplo que los mismos queden completamente enterrados.

» Medición de alta sensibilidad

Con la tecnología ultrasónica implementada por FLEXIM, el caudalímetro puede medir velocidades desde tan solo 0,01 m/s, lo que permite detectar incluso los consumos más bajos o pérdidas en las cañerías o en las válvulas de bloqueo. Medir muy bajos consumos (que habitualmente no se pueden detectar con otras tecnologías), permite también contabilizarlos, mejorando la efectividad del sistema y permitiendo hacer una correcta distribución en los centros de costo correspondientes.