Cargando...



Simulator
Noticia

Caudalímetro Ultrasónico para Redes de Agua - FLUXUS® WD

Caudalímetro Ultrasónico para Redes de Agua - FLUXUS® WD
Con transductores que se instalan por fuera de la cañería, sin interrumpir el proceso ni afectar el suministro del servicio.

Medición en redes de distribución de agua

Al momento de implementar mediciones de caudal en las redes de distribución de agua, tanto en ambientes industriales como municipales, se encuentran varias alternativas técnicas disponibles.  Una de las tecnologías más aptas para estas aplicaciones es la medición por ultrasonido en forma externa, sin contacto con el fluido, con caudalímetros tipo “clamp-on”.  Esta presenta grandes ventajas en relación con otras conocidas (como la de los caudalímetros electromagnéticos), entre las que podemos mencionar:

» Muy bajos costos de instalación

Dado que el caudalímetro se instala sobre la cañería existente, en forma externa, los costos de instalación son muy bajos ya que no se requiere el corte de la cañería, soldaduras, bridas, juntas, etc.  Además, como la instalación requiere mucho menos espacio y el caudalímetro es mucho más pequeño que un medidor intrusivo convencional, no es necesario el armado de cámaras de medición de gran tamaño o el uso de grúas en la instalación.

Gracias a la robustez de los soportes de montaje de acero inoxidable ofrecidos por FLEXIM, y al uso de transductores con cerramiento IP68 (sumergibles), la instalación puede quedar completamente enterrada y sumergida sin problemas, incluso en sitios muy estrechos.

» Integridad de la red

La instalación del caudalímetro sin necesidad de cortar o perforar la cañería existente también asegura que no se va a afectar la integridad del sistema, dado que no se agregan posibles puntos de fuga o de debilidad del material sometido a estrés mecánico por la carga que podría ocasionar un caudalímetro bridado convencional de gran tamaño y peso.

» Disponibilidad del servicio de agua

Al hacer la instalación en forma externa, y dado que no se interviene la cañería, el suministro de agua está completamente garantizado.  Por lo tanto, la implementación de nuevas mediciones de caudal en la red de distribución no afectará el suministro para los usuarios, eliminando la conflictividad y el malestar de la población.  Como los caudalímetros FLEXIM son calibrados en fábrica, tampoco requieren un ajuste de cero luego de realizar la instalación, como requieren muchas veces caudalímetros similares de otras marcas.

» Libre de mantenimiento

Los transductores ultrasónicos se fijan sobre la pared externa de la cañería y no entran en contacto con el proceso.  En consecuencia, no sufren desgaste o erosión a lo largo del tiempo y no requieren limpieza ni mantenimiento.  Por otro lado, FLEXIM implementa láminas de acoplamiento de señal que reemplazan al gel o la grasa que utilizan otros fabricantes.  Esto hace innecesaria la intervención en los transductores y permite por ejemplo que los mismos queden completamente enterrados.

» Medición de alta sensibilidad

Una de las claves a la hora de evaluar el estado de las redes de distribución de agua es la posibilidad de detectar pérdidas o consumos muy bajos. 

Con la tecnología ultrasónica implementada por FLEXIM, el caudalímetro puede medir velocidades desde tan solo 0,01 m/s, lo que permite detectar incluso los consumos más bajos o pérdidas en las cañerías o en las válvulas de bloqueo.

Medir muy bajos caudales (que habitualmente no se pueden detectar con otras tecnologías), permite también contabilizar dichos consumos, mejorando consecuentemente la rentabilidad del sistema y de la compañía.

» Apto para todo tipo de cañerías

La medición por ultrasonido puede implementarse en las más variadas aplicaciones, desde cañerías pequeñas hasta ductos de varios metros de diámetro; con construcción en acero al carbono, acero inoxidable, aluminio, hierro, PVC, polietileno, polipropileno, y hasta concreto reforzado.

Medición de temperatura

Una funcionalidad muy interesante en la serie WD (Water Distribution) es la posibilidad de ofrecer una medición de temperatura en forma no-invasiva, a partir de la velocidad del sonido. 

Esto permite tener un diagnóstico adicional sobre la calidad el agua, dado que generalmente un valor de temperatura elevado propicia el crecimiento de bacterias no deseadas en las redes de distribución. 

La medición de temperatura ofrecida por el caudalímetro tiene un error de apenas 0,2°C en un rango entre 0 y 30°C, que es lo más habitual en este tipo de aplicaciones.

Aplicaciones

Entre las aplicaciones más habituales para esta nueva familia de caudalímetros ultrasónicos FLUXUS® WD, podemos encontrar:

  • Monitoreo de redes de distribución de agua en ciudades y barrios cerrados.
  • Medición de consumos en edificios o plantas, incluso con caudales muy bajos.
  • Evaluación de bombas.
  • Sistemas de detección de pérdidas.
  • Control de sistemas de riego artificial.